Turbo, una fábrica de talento urbano – Episodio 3

Por: Yenlid Julieth Flórez

El 6 de marzo de 2014 es una fecha que no olvida Daniel López Rodríguez, puesto que inició su carrera musical. Inició llamándose Danito y grabó sus primeros temas musicales: Suena full, Más mente menos corazón, Sin tanto conocerte, Adicto a tus besos y Confundido, además de participar en compañía de otros artistas en un proyecto de la segunda cohorte de la carrera comunicación social y periodismo de la universidad de Antioquia, una canción titulada Urabá, suelo de magia.

Tras decidirse a tomar como profesión la música, decidió cambiar su nombre artístico, ahora es Dalton, mismo que marca una nueva etapa de su vida, en donde se siente capaz de realizar sus objetivos. Un sobrenombre que llega fuerte y que se inspira en la película La noche del demonio, pues en ella Dalton es un personaje de la cinta, pero Daniel López le dio su propia adaptación. “Dal, por las iniciales de mi nombre y el ton, a raíz del sonido, del ritmo, de vibraciones”, explica. El apoyo de su familia ha sido constante y con él ha logrado nuevas producciones, estilo dancehall y Maleantona.

Lleva tres años de trayectoria en los cual ha logrado ser artista del año en la emisora Marina Stereo del municipio de Turbo, al igual que un reconocimiento por parte de la Casa de la Cultura Hernando Delgado Orrego. Ha llevado su talento a distintas tarimas; en Turbo en las fiestas del municipio, en Apartadó en el Festival del Banano, en Chigorodó participó en sus fiestas, además de presentarse en Necoclí y Arboletes. También estuvo cantando en una ayudatón en el municipio de Dabeiba. Dalton sigue en su proceso, en su cuento y en su gran sueño, preparando nuevas melodías, entre ellas: Cómo pasa el tiempo.

Deja un comentario